alt

Restauración paisajística de la Cantera Rosales

CATEGORÍA

Construcción Masiva Proyectos

AUTOR

Rosal Stones

En el año 2015, la empresa Areniscas Rosal, propietaria de los derechos de explotación de la Cantera Rosales ubicada en Hellín, Albacete, España, encargó a la oficina de Arquitectura y Urbanismo SSS (Spanish Studio of Space) un Plan de Restauración para establecer las directrices básicas de una recuperación paisajística que revierta el impacto de la actividad extractiva en un futuro próximo. El proyecto, fundamentado en la filosofía del Land Art, es una reconstrucción geométrica del terreno por medio de la reutilización de los sobrantes de la propia actividad, para así crear un paisaje totalmente nuevo y contemporáneo. El reciclaje, la re-vegetación y una solución proyectual innovadora fundamentan las directrices de esta intervención paisajística y territorial. Las posibilidades de reutilización y disfrute de este nuevo entorno natural podrán ser variadas y enriquecedoras y solo dependerán de una gestión sensible y respetuosa de la relación del hombre con la naturaleza.

Cuando observamos el inmenso espacio excavado de la cantera, estamos asistiendo a un auténtico espectáculo espacial. El resultado de las labores de extracción, a lo largo de los años, ha construido un enorme vacío escalonado de color miel, color característico de la piedra arenisca ALBAMIEL, sobre un fondo verde ondulado de territorio. Es en este escenario, una vez finalizada la actividad extractiva, en esta inmensa huella rectangular, donde el arte del proyecto paisajístico comienza. Nuestra visión del proyecto empatiza inevitablemente con aquellas obras de arte del movimiento Land Art que podríamos resumir con el dictum de Walter de María:

“El terreno no es escenario de la obra, es parte de la obra”

El proyecto de restauración, por lo tanto, será en esencia una reconstrucción geométrica del terreno, entendiendo el paisaje como un material plástico, con el fin de transformar el inicial espectáculo espacial de la actividad extractiva en un espectáculo natural.

En estos nuevos espacios horizontales se fundamenta la rentabilidad financiera en el tiempo de la operación paisajística. Los nuevos y numerosos espacios horizontales creados serán el recipiente de dos grandes usos complementarios y de múltiples posibilidades: Uno de ellos sería la creación de un enorme jardín colgante mediterráneo dedicado al cultivo de lo autóctono. Se trata de crear un paisaje productivo, bello y en equilibrio con su entorno donde crezcan Encinas, Carrascas, Coscojas, Espino, Enebro, Sabinas, Romero, Tomillo, Albaida, etc.

Este jardín (productivo o no) será el fondo de verdor de los distintos espacios horizontales de alquiler destinados al entretenimiento, al encuentro y al espectáculo al aire libre. Se sentirá estar inmerso en un claro de un bosque mediterráneo, con el sonido y el aroma de su naturaleza.

La transformación del vaso de cantera en un espacio cóncavo naturalizado se producirá en fases, a lo largo del tiempo. Este tiempo dependerá del agotamiento de la actividad extractiva y los fondos de financiación.

En este sentido, el proyecto propuesto lleva implícita la idea de construcción evolutiva y adaptable. La construcción de los distintos espacios horizontales comenzará en la parte más antigua y elevada de la cantera Rosales, avanzando en sentido descendente hasta llegar con la restauración a la parte más profunda del espacio cóncavo donde se sitúa “la laguna”. Un aspecto fundamental en el éxito de la operación será el reciclaje de los distintos materiales sobrantes de las actividades de extracción para su utilización en la restauración. Los bloques defectuosos servirán para la construcción de los muros de contención de las distintas plataformas, y el polvo y material de escombro para el relleno de éstas.

El presente proyecto, más que una labor de ocultación de la memoria, quiere ser un arte de mediación entre la ecología y la industria, rescatando las ideas del gran Robert Smithson:

“El mundo necesita carbón y autopistas, pero no necesitamos los residuos de una explotación a cielo abierto ni los de la construcción de la vía (…) El arte puede convertirse en un recurso que medie entre la ecología y la industria.”

Este será el principal objetivo de la colaboración entre Rosal Stones y SSS.

Dr. José Durán Fernández, Arquitecto

Daniel Moreno Ruiz, Arquitecto y Arquitecto Técnico

Spanish Studio of Space

DEJAR UN COMENTARIO