Las bondades sostenibles de la piedra natural

CATEGORÍA

Aplacados y Paredes

AUTOR

Rosal Stones

La piedra natural es un material 100% natural sometido únicamente a procesos de corte. Es reutilizable, reciclable y biodegradable; tiene una alta durabilidad en el tiempo, es circular y renovable a escala geológica.

 

Reutilizable

En el caso de productos con el suficiente grosor, el mismo formato inicial puede utilizarse para la construcción de otros edificios, o para la restauración del inicial.

 

Reciclable

Porque todos sus restos pueden volver a ser utilizados en nuevos diseños y/o productos.

 

Durable

Contrario a la obsolescencia programada, la piedra natural es un material duradero. La vida útil de una edificación en piedra se cifra en 100 años, aunque podríamos afirmar que llega hasta más de 500 años.

 

Biodegradable

¿Qué es el suelo sino la descomposición de la roca madre?

 

Circular

La historia está llena de edificios construidos a partir de los restos de piedra de otros, o son reconstruidos una y otra vez con los mismos sillares de piedra. Tenemos el ejemplo actual de la Catedral de Notre Dame, en construcción desde el S. XII, que en 2019 sufrió, como es de todos sabido, grandes daños a causa de un incendio… gran parte de la estructura en madera quedó destruida, pero los sillares de piedra aún pueden ser recuperados. La piedra natural podemos afirmar que no se consume, sino que se transforma a lo largo de los siglos, incluso en su más mínima expresión pasaría a formar parte del suelo fértil o de la composición de otras rocas.

 

Renovable

Porque aunque no lo sea a escala humana, las rocas sedimentarias no cesan de generarse superficialmente a escala geológica por la litogénesis de las partículas sedimentadas en valles, lagos y mares, en un proceso que realmente supera nuestra realidad humana, pero que no necesita de grandes catástrofes ni transformaciones para su ejecución, se produce en las condiciones de presión y temperatura ambientales, a partir de las transformaciones químicas naturales producidas por sus diferentes componentes, en un proceso largo, pero constante.

Su belleza es indestructible, aportando su envejecimiento, su relación con los agentes climáticos, sol, lluvia y viento aún más cualidades estéticas, haciendo visible la pátina del tiempo.

La piedra natural es un producto cuyo uso tanto en nueva construcción como en rehabilitación nos incluye en ese proceso natural, circular y eterno, en el que la arquitectura, la construcción y la vida misma, el arquitecto, el constructor y todos nosotros usuarios, habitantes del planeta, somos solo un eslabón más.

DEJAR UN COMENTARIO